Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

 El PLD tiene un gran problema

POR LUÍS CÉSPEDES PEÑA

A menos de tres años para las elecciones presidenciales, municipales y del Congreso Nacional, se observa una profundización de lo que podría ser el desenvolvimiento político del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), como consecuencia de la parcialización de una gran mayoría de campesinos a favor del Presidente Danilo Medina.

No se trata de una parcialidad hacia la figura del gobernante porque sea un hombre de una belleza extraordinaria, aunque el toque final a la personalidad se lo imprime cada ser humano.

El problema, para los adversarios dentro del PLD y fuera de éste, está en que es un Presidente diferente en su accionar con los demás.

Nacido y criado en una comunidad rural del Sur, que es una estampa de éxito para un hombre que carga con orgullo en su frente el sello de campesino, es muy difícil para que el PLD pueda manejar esa situación, cuando en este país los electores no votan por las organizaciones políticas, sino por los candidatos.

¡Y es fácil sacar de circulación política a un Presidente, como Danilo Medina, que en algunos de sus viajes a campos donde se reunió con productores agropecuarios, tomó café y comió yuca con campesinos!

Por suerte, para sus adversarios, esas fotografías no se publican. ¡Es que nunca el país tuvo un Presidente más sencillo que Danilo Medina! Y es por esa razón que el PLD tiene un gran problema interno.

¿Y cómo va a salir el PLD a decirles a los campesinos que  Danilo ya no será más Presidente? No sabemos si la repostulación del Presidente va o no, pero si eso no es posible que ocurra, la dirigencia nacional debe comenzar con tiempo a prepararles la mente a los campesinos, para tratar de convencerlos de que será en otra oportunidad.

Es un Presidente que los pobres lo tratan con una confianza única. Lo abrazan, hablan con él con toda libertad, sin ser atropellados por la seguridad, le plantean sus problemas personales y comunitarios.

Dos de mis compañeros del béisbol cuando jugábamos en la categoría clase A, que ya no existe, en mi Tamboril, ellos representando al equipo de Carlos Díaz y quien escribe a Bocas de Licey o el Chocolate Catedral, nos hablaban de su preocupación (son del Partido Revolucionario Moderno), porque en la visita que recientemente hizo a Los Amaceyes el jefe de Estado, éste se sentó en un sillita vieja, de plástico.

Ahí estuvo rodeado de campesinos como en su propia casa. Comentaron que comenzó a llover y el Presidente les solicitó que les expusieron sus necesidades, porque él sabía que muchas de las mujeres presentes tenían que irse a cocinar.

Los campesinos de Los Amaceyes, como si hubiesen estado hablando con un ciudadano común, comenzaron a exponerle los principales problemas, como el de la falta de recursos para los productores de aguacate, estufas para familias pobres, un vehículo para los estudiantes y muchas cosas más.

Comentaron que el Presidente comenzó a distribuir responsabilidades entre los funcionarios para la inmediata solución. ¡Y si algunos de estos no cumplen lo que les estoy ordenando, háganmelo saber de inmediato! Así les habló el Presidente. Y les puso días y horas a sus funcionarios para el cumpliendo de sus instrucciones.

¿Por qué la preocupación de esos dirigentes del PRM? Porque los campesinos, incluyendo simpatizantes de esa organización política de oposición, se quedaron comentando que será muy difícil que la mayoría de dominicanos vote en contra de Medina.

Es que nunca los campesinos fueron partes decisivas tomando acciones con un representante de su sector.

Y si a esos éxitos campesinos se le suman los de la educación o el mismo sistema de salud, que sigue mejorando extraordinariamente, no entendemos cómo es que el PLD aspira a seguir en el poder dejando fuera a quien representa en los actuales momentos la corona del éxito.

De todas formas, le corresponde al PLD tomar sus propias decisiones para las elecciones del 2020. Debe analizar ¿qué es lo que más le conviene? ¡Arriesgar el poder o mantenerlo!

Debe comenzar con tiempo a tratar de ese asunto. Es cierto que se trata de una organización que tiene muchas figuras presidenciales. Pero no se debe dejar para el final la solución de un problema de esa índole.

Y es que por primera vez en la historia política dominicana, el PLD tiene el control del voto mayoritario de los campesinos, que siempre estuvo bajo la hegemonía del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y luego del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Hoy, el color supremo del campo es morado. Y si Danilo logra sumarle más de un millón extra  de votos campesinos al PLD,  se puede decir que su futuro electoral está asegurado.

Y es que ya los productores agropecuarios no tienen que buscar “padrinos” para que les sirvan de garantes en los Bancos para que les presten, porque el gobierno de Medina está supliendo esa parte. ¡Ya no es necesario presentar el título de la casa a un Banco o prestamista para obtener un crédito!

¡Y es fácil competir con un líder político que actúa de esa manera! Ignorar que el PLD, con el entonces Presidente Leonel Fernández, avanzó en el proceso  de modernización del Estado a gran escala, tampoco es correcto. De todas maneras, los avances del país, como es el caso de la administración pública, son obras de uno de los dos  partidos políticos que fundó el profesor Juan Bosch, llamado PLD.

¡Gracias por leernos.