Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Denuncia Espionaje Teléfonico y red de intrigas​

Carlos Julio Chevalier

SANTO DOMINGO, RD.-Un pasado candidato a directivo del Club Deportivo Naco demandará judicialmente a dos integrantes de la directiva actual, a los que acusa de utilizar mecanismos ilegales para sancionarlo y poder inhabilitarlo en el futuro.

El empresario Carlos Chevalier dijo que procederá ante los tribunales de justicia contra el presidente del CDN, Luis​ Miguel​ Pou Guerra, alias Lucho y el administrador Belardi Peña, quien sustentó un juicio disciplinario en su contra basándose en la grabación ​no autorisadas de sus conversaciones en el piano bar del club.

Chevalier fue procesado, según dijo, por mantener una orientación sistemática de los que considera fallos graves de la presente directiva, en perjuicio de toda la membresía del ​Club Deportivo ​Naco.
Relato que el pasado 27 de abril, me llegó un acto de alguacil donde la comisión de disciplina les envía a la junta directiva una recomendación de suspensión por un año, porque muestro administrador grabó una conversación privada”.
Añadio que “En la ultima reunión con dicha comisión quedaron de enviarme dicha grabación contra acuse de recibo, nunca me fue entregada”.

El Comité de Disciplina decidió suspenderlo como socio activo por un año considerando que Chevalier Chang ”fomenta discordia o enemistad entre los asociados, e irrespeta y difama a la Junta Directiva y al Presidente”.

La suspensión, de acuerdo a los reglamentos del CDN, inhabilitaría las aspiraciones futuras de Chevalier Chang a presentarse como candidato a puestos directivos en el futuro.

La recomendación del ​Comité de Disciplina fue dada a conocer a Chevalier Chang mediante acto de alguacil y sometida a la directiva del club Naco.

En las deliberaciones del comité fue escuchada la grabación de conversaciones de Chevalier en el piano bar del club Naco, y fue sopesada la difusión de mensajes electrónicos alusivos al derrotero de la directiva.

Al recomendar la sanción, el comité disciplinario atribuyó a Chevalier el haber mantenido ”una conducta inaceptable e incompatible con su condición de socio, traduciéndose en un proceder ilegítimo y desproporcionado, y violatorio de la normativa que rige esta institución deportiva y cultural”.

Chevalier Chang rechazó las imputaciones, y anunció que por el proceder del señor Belardy acudirá a los tribunales para demandarlo juntamente con el presidente del club, Lucho Pou ​Guerra.