Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Las experiencias de un dominicano instructor de robótica educativa en Corea del Sur

Por Nelson Ortega /
nelsonramonortega@gmail.com

En el siguiente artículo intentaré transmitirles mi experiencia como instructor de robótica  en escuelas de Corea del Sur, país donde he residido durante la  última década. Desde hace varios años la robótica ha sido integrada al currículo educativo nacional coreano al ser considerada una herramienta exelente para el desarrollo de competencias tanto técnicas como sociales.

 

Mi contacto con la robótica educativa ocurre al poco tiempo de haber comenzado mis estudios de doctorado en la Univerisidad Silla de la ciudad de Pusan. Para aquel entonces laboraba a medio tiempo como instructor de inglés en una escuela de mi localidad. Durante mis recesos solía aventurarme por el recinto escolar y echar un vistazo a lo que pasaba en las demás aulas. Recuredo como una clase de robótica cautivó mi atención. Me impresionó ver el nivel de destreza con el que estudiantes coreanos de nivel inicial manejaban tanto el componente hardware como el software y completaban proyectos de robótica bastante sofisticados.

 

Mi curiosidad me llevo a matricularme en uno de los programas de entrenamiento para maestros de robótica educativa disponibles en la ciudad de Pusan y obtener mi certificación. Posteriormente comencé a enriquecer mis propias clases incorporando elementos de robótica y así motivar más a mis estudiantes. En conversaciones con algunos colegas coreanos estos me explicaban que Corea es una meritocracia con un mercado laboral sumamente competitivo. En años anteriores el dominio del idioma inglés era visto como el requisito más importante para obtener empleo en una de las grandes multinacionales coreanas como Samsung o LG. Sin embargo, con la creciente especialización de las empresas coreanas hacia sectores de alta tecnología los padres y madres han venido exigiendo que la robótica, la programación y el pensamiento computacional formen parte de los contenidos educativos.

 

El sistema educativo coreano ha sido exitoso en gran medida por la capacidad de sus líderes de identificar tendencias en la economía global y tomar medidas oportunas para que sus estudiantes desarrollen las competencias necesarias que les permitan aprovechar nuevas oportunidades. Es mi deseo que nuestras autoridades educativas estudien la experiencia coreana e incorporen las mejores practicas que han dado resultado en dicho país.