Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Califican sometimiento Coraasan como un absurdo jurídico y político

SANTIAGO, RD.- La querella interpuesta por Abel Martínez, Alcalde de Santiago, contra Coraasan y su director Silvio Durán, fue calificada hoy como “un absurdo jurídico y político”, que solo contribuirá a incrementar las tensiones entre las dos dependencias estatales.
Sectores ligados a al ingeniero Durán advirtieron que la Alcaldía no paga el servicio de agua potable y que por ese concepto, la actual gestión de Abel Martínez ha acumulado una deuda superar a los 13 millones de pesos.
Recordaron que el Ayuntamiento de Santiago tiene atrasos que superan los 200 millones de pesos y que no ha habido forma de que las administraciones, incluyendo la actual, honren los compromisos con Coraasan.
“Esa querella es una afrenta, un acto de irresponsabilidad de Abel Martínez en tanto fomenta las confrontaciones entre dos instancias oficiales, al tiempo que intenta desconocer que Coraasan está en pleno de derecho de cobrar tanto los 13 millones de la actual gestión como los más de 200 millones acumulados por esa institución”, dijeron
Asimismo, acusaron al Alcalde Martínez de pretender “asumir el control de Coraasan con el propósito de ampliar su plataforma política y crear la base para apuntalar sus aspiraciones a la presidencia de la república”. 
“Abel Martínez quiere llamar la atención y logar que sea designado en Coraasan una persona de su equipo político, de manera que controlando a las dos instituciones el pretende convertirse en dueño de Santiago y del Partido de la Liberación dominicana”, advierten.
“Coraasan admite que adeuda 47 millones al cabildo pero la ciudadanía debe saber que ellos se niegan a pagar el agua que le servimos, no quieren pagar lo que deben pero quieren que coraasan le pague a la fuerza”, dijeron.
En diferentes ocasiones el director de Coraasan ha expresado su disposición  de que ambas instituciones arriben a entendimientos para evitar conflictos y que cada quien honre sus compromisos económicos.
Diversos sectores censuran que el Ayuntamiento de Santiago no haya pagado nunca el servicio de agua potable y que su apuesta preferida sean las amenazas de sometimiento y el pleito constante.
Otro elemento que citan tiene que ver la conducta conflictiva y generadora de chismes que exhibe el señor Fernando Ramírez, asesor y vocero de Abel Martínez, a quien acusan de ser responsable de generar los conflictos existentes entre Coraasan y el cabildo.
“Ese señor es el principal culpable de lo que está ocurriendo en Santiago y todo tiene que ver con du comportamiento ligero e irrespetuoso, por lo que debiera ser sacado de esta ciudad”, dijeron.
Criticaron que el señor Ramírez irrespete su condición de miembro del consejo y aproveche los medios informativos para hacer pronunciamientos irrespetuosos e interesados que afectan la imagen de Coraasan.
Santiago, 13 de julio 2017