Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Candado después del robo, pero candado al fin

Por Rafael Pineda / kreolaidea@gmail.com

Hace bien el Presidente en destituir sin pérdida de tiempo, al funcionario implicado en el abominable crimen contra el abogado y profesor Juniol Ramírez.

Es una señal positiva, pues aunque después del palo dao ni Dios lo quita, abre una ventana a la justicia.

Una destitución no paga un crimen, pero es ya una sanción que unida al estigma moral de la sociedad, tiene un gran peso como castigo para los presumibles culpables y disuasivo para quienes en situaciones similares pudieran estar pensando en aventurarse en este tipo de fechorías.
Quedan demasiadas preguntas por responder, demasiadas dudas que despejar, demasiado dolor que sanar.
La lección para todos, incluido usted, Sr. Presidente, es que urge actuar más vigorosamente en el ámbito preventivo, antes de que literalmente, la sangre llegue al río.
Retome su promesa de actuar por el simple rumor público. Es cierto que usted no es ni fiscal, ni juez, ni investigador. Pero en un país con tantos Trujillitos, un Presidente es mucho más que todo eso junto. Su voluntad política es poderosa y determinante.
Si quiere usted salvar su barco, no permita que se lo hundan en aguas turbulentas los que nunca faltan en cada gobierno alrededor del gobernante: Los bellacos y prepotentes empoderados, borrachos de poder y de impunidad!!!