Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Nuevo embajador de la Unión Europea, Gianluca Grippa, presenta sus cartas credenciales ante el presidente  Medina  

Santo Domingo, RD.   El nuevo embajador de la Unión Europea (UE) ante la República Dominicana, Gianluca Grippa, asumió hoy oficialmente su cargo tras la presentación formal de sus credenciales ante el Presidente Danilo Medina en el Palacio Nacional, en presencia del Canciller Miguel Vargas Maldonado, del embajador Pedro Gómez, director general de Protocolo y Ceremonial del Estado y las señoras Dolores Romeo y Agnieszka Osiecka, y el señor José Izarra, oficiales de la Unión Europea.

Previamente a la ceremonia de acreditación diplomática, el embajador Grippa sostuvo con el Presidente Danilo Medina una conversación privada sobre temas de interés mutuo.

“La Unión Europea mantiene una relación de cooperación y amistad de más de 25 años con la República Dominicana. Nuestra presencia en el país se enfoca en el fortalecimiento del Estado y la democracia, en las relaciones comerciales, la protección de los derechos humanos, la lucha contra el cambio climático, entre otros. Mi objetivo durante estos cuatro años es mantener y fortalecer esos vínculos que nos unen” – reiteró el Embajador Grippa.

El nuevo Embajador de la Unión Europea expresó al Presidente Medina su deseo de mantener y consolidar las armoniosas relaciones existentes entre la República Dominicana y la UE así como su voluntad de seguir trabajando y estrechando los vínculos con el gobierno y todos los sectores de la sociedad para apoyar al país en su desarrollo.

Luego de casi 30 años de carrera en la Unión Europea y Naciones Unidas, el nuevo Embajador, de nacionalidad italiana, fue designado por la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini. Durante su trayectoria ha desempeñado diferentes funciones en América Latina, África y Europa central antes de ocuparse en la sede durante 16 años de las relaciones con los vecinos europeos del Mediterráneo, del Norte Europa así como los de Europa Oriental.