Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Ministerio de Educación busca mejorar seguridad en escuelas para niños y niñas con discapacidad

 Santo Domingo, RD.- El Ministerio de Educación de la República Dominicana busca mejorar seguridad en centros educativos para niños, niñas y adolescentes con discapacidad, a través de la adaptación  de la herramienta del Índice de Seguridad Escolar (ISCERD) para poder ser aplicada a este tipo de escuelas.

Como inicio del proceso de esta adaptación, se realizó este martes 14 de agosto el taller “Revisión de la Propuesta de ISCERD para Escuelas de Niños, Niñas y Adolescentes con Necesidades Diferenciadas” que da inicio a dicho proceso para obtener como resultado el Índice de Seguridad Escolar para los Centros de Educación Especial.

En este taller se reunieron instituciones como el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS), Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, Asociación Dominicana de SordoCiegos (ADSOCA), Fundación Francina Hungría, entre otras instituciones del Estado y Sociedad Civil que forman la red de actores claves que trabajan con la población con discapacidad e intervienen en el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos.

El ISCERD tiene como finalidad obtener información confiable acerca de los centros que se evalúan para proveérsela a los tomadores de decisiones del MINERD en sus distintos ámbitos y que a partir de estas informaciones puedan planificar, coordinar y ejecutar acciones oportunas y efectivas de reducción de riesgo de desastres en el sector educativo.

Esta herramienta evalúa la situación de los centros educativos en 5 dimensiones que resumen todas las áreas donde interactúan: Dimensión Estructural, Dimensión No Estructural, Dimensión Funcional, Dimensión Social y Dimensión del Entorno.

La adaptación está siendo llevada a cabo con el apoyo del proyecto Ponte Alerta Caribe: Armonizando herramientas y estrategias de gestión de riesgo con un enfoque inclusivo en el Caribe, que está siendo implementado por el consorcio Oxfam-Plan International-Hábitat para la Humanidad-Humanity & Inclusion con fondos de la Unión Europea.