Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Policías falsos roban pasado fin de semana a un anciano en El Bronx

//Por Ramón Mercedes//

policianyNUEVA YORK, EE.UU.- Dos falsos policías, uno de ellos se presume es dominicano, que estaban azotando El Bronx, robaron el pasado fin de semana en horas de la mañana a un anciano en este condado, donde también residen miles de envejecientes criollos, pero uno de los caco fue apresado, anunciaron las autoridades.

 

 
El otro sujeto, descrito por la uniformada como un hombre negro entre 40 y 50 años de edad, 5 pies-9 y 200 libras – fue capaz de escabullirse.

 

 

El envejeciente asaltado, de 60 años y no identificado por la autoridades, reside en el sector de University Heights en El Bronx, lugar donde residen veintenas de miles de quisqueyanos, fue asaltado, esposado y amenazado a punta de pistola por los dos presuntos agentes policiales, quienes se identificaron como tal al tocar la puerta de la vivienda donde reside el “viejo”, para sustraer un arma de fuego y otros objetos de valor.

 
Luego la policía encontró merodeando en una zona cercana y un callejón trasero a uno de ellos, el presunto quisqueyano identificado como Juan Díaz, de 27 años, quien entabló un forcejeo con la policía.

 

 
Fue apresado, el arma robada recuperada, ha sido instruido con una serie de cargos, incluyendo robo, agresión a un oficial de policía, suplantación criminal, resistencia a la autoridad y posesión criminal de marihuana. Cualquier información sobre el afroamericano escapado, la ciudadanía puede llamar de manera confidencial a Crime Stoppers (800) 577 TIPS.

 

 
El reconocido líder comunitario y presidente del Comité del Dominicano del Exterior (Codex), Máximo Padilla, quien reside en El Bronx, hizo un llamado a los familiares jóvenes (hijos y nietos) de envejecientes que residen en este borough a vigilar de cerca y de manera constante, a sus padres y abuelos para que eviten situaciones como estas, y les aconsejen permanentemente que no abran la puerta a ningún desconocidos.