Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Leonel Fernández como presidente dominicano, por qué razones?

Por Polón Vásquez
/Pvasquez3570@yahoo.com

No hay razones valederas que justifiquen la vuelta de Leonel Fernández, como nuevo presidente de la República Dominicana en las próximas elecciones generales, prevista a celebrarse en el 2020.

Digo que no hay razones para postularse nuevamente, porque cuando gobernó el país, por 12 largos años, regaló y vendió a precios de vaca muerta, todas las propiedades del gobierno y del Estado Dominicano, que habíamos edificado y construido durante más de 300 años de trabajo y sacrificio.

Los jóvenes observadores y estudiosos del modelo gobernante instaurado en el país, luego del golpe de estado dado a Juan Bosch en 1963 y ya moviéndose en la región, señales claras de lo que hoy es el nuevo orden económico y social, sabíamos que teníamos que ajustarnos a esos cambios, pero no entregar y comercializar a bajísimos precios, el patrimonio nacional.

Al final de su último cuatrienio, Leonel Fernández regaló a la Barry Gold, el oro de los sulfuros que todavía existen en la mina de Pueblo Viejo, Cotui, por tan solo un espejito que le regalaron los empresarios inversionista del proyecto en Canadá.

Entonces yo pregunto, y donde quedaron las lecciones políticas educativas sobre la defensa de la nacionalidad y de liberación nacional que le enseñó su maestro político, el Profesor Juan Bosch?

Durante sus primeros años en la palestra publica, Leonel Fernández era un Abogado, Político serio y Profesor universitario que ganaba para sobrevivir modestamente, pero no tenía en mente que después de ser pobre, se convirtiera de la noche a la mañana en uno de los hombres más rico del país caribeño y la región del Caribe.

No solamente acumuló y tiene grandes fortunas en el país y cuentas bancarias en bancos extranjeros, sino que también orientó a sus partidarios políticos del (PLD), para que se hicieran multimillonarios, aprovechando las posiciones administrativas en sus gobiernos y las jerarquías políticas que ocupan en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Para éste desbarajuste y/o desaciertos administrativos de Leonel Fernández contra los más pobres y la nación entera, contó con el visto bueno y el auspicio de forma mediática de los empresarios dueños e inversionistas de los *Medios de Comunicación, periódicos impresos, publicaciones digitales, importantes canales noticiosos de televisión nacional, Periodistas a su servicio “Cotorras Enjauladas” y casi todas las estaciones radiales del país*.

Los *sabiolos comunicadores sociales y políticos del PLD*, que idealizaron, ejecutaron y mediatizaron a todos los elementos que inciden diariamente, en los MEDIOS DE COMUNICACIÓN, fue una jugada POLITICA MAESTRA, BIEN ELABORADA Y EJECUTADA, a través de esos medios, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), mantiene orientados e informados a los ciudadanos.

“Si domina los medios de comunicación y a quienes elaboran los mensajes de orientación, tiene dominado todo el espacio circundante, *si administramos e incidimos en el manejos de las informaciones a difundir en las transnacionales de información, dominamos el mundo*, así es, la comunicación social, ahora globalizada por las redes cibernéticas”.

A través de declaraciones de prensa y convocatorias a sus partidarios, Leonel Fernández le hizo oposición política al gobierno de Danilo Medina, un presidente hijo legitimo del partido que preside y, esa posición opositora de Fernández es una flagrante traición a los preceptos ideológicos y políticos que antes profesaba la organización política oficialista.

La traición política de Fernández a Danilo Medina, en ésta ocasión no tiene comparación en la historia gubernamental del país y no debe ser perdonada por el primer mandatario y sus adeptos en las filas del peledeismo.

Traición con traición se paga, Leonel Fernández espera tu trancazo en el 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *