Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

¡Qué lástima, compatriotas! ¿Se lo vamos a dejar?

Por: Rolando Fernández

Hoy los políticos son los dueños del país, no el pueblo dominicano. ¡Indudable eso! Lo administran como si fuera una finca de su propiedad, tan pronto logran alcanzar el poder.

Hacen y deshacen esos a voluntad desde los puestos públicos que ostentan, por votos en las urnas, o en que son designados por los mandamases agraciados. Se “encofran”, o cubren todos, en procura de lograr impunidad judicial marcada, respecto de las acciones indebidas en que puedan incurrir, en adicióna buscar la conformación de un Congreso de la República que lessea casi adepto, para encubrimientos también.

Y, lo más lamentable es que, son ineptos, y analfabetos en su mayoría; no verdaderos políticos con ribete alguno de estadista identificable, sino enganchados mayormente al ejercicio, con padrinazgos económicos importantes que los catapultan, y cuyos sectores capitalistas representantes, van después en busca de las compensaciones, o reciprocidades de estilo.

Evidentemente, un país así dirigido desde el Estado, con una óptica similar, y que lo ha sido desde hace años, no podrá nunca ir por buen camino, según lo percibe un gran segmento de la población local pensante. Por consiguiente, su final descalabro se puede predecir con facilidad.

Los referentes concretos para formarse un juicio claro con relación a ese pensar están de sobra, siendo uno de los principales, entre innúmeros, la no continuidad del Estado, cuando se producen los cambios de gobiernos. Cada cual solo dispone para sí; lo que otro pudo haber hecho ya no sirve.

Pero, además se tiene como obvia, la falta de institucionalidad fehaciente, casi generalizada; el endeudamiento gracioso externo, sin control, ni reparo alguno, y cuyo destino final resulta más que cuestionable; la pérdida de la soberanía nacional; como, la inseguridad ciudadana innegable.

¡Lamentable, y no combatida realidad nacional! Los políticos de este solar pronto lo venderán todo al mejor postor, cuando no sea que lo hipotequen, y el grueso de la población “se quedará oliendo donde guisan”, como reza un dicho popular.

¿Se dejará que lo hagan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *