Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La muerte de Restrepo produce un vacío al periodismo de América

“O América infeliz que sólo sabe de tus grandes hombres cuando son tus grandes muertos”. Federico Henríquez y Carvajal /

NEW YORK, (Por: Amín Cruz)   El Congreso Hispanoamericano de Prensa y International Congress Universities and Media, ICUM, Congreso Mundial de Universidades, CMU, en el momento de honrar lamenta y considera que se produce un vacío en el periodismo continental y mundial con la muerte del periodista colombiano Javier Darío Restrepo, nos deja “huérfano” de un maestro.

“Día ante de su fallecimiento nos prometió enviarnos una reflexión crítica sobre la fundación del Congreso Mundial de Universidades, y nos dejó esperando, es decir, nos deja huérfanos, de un apoyo intelectual permanente e incondicional de su conocimiento periodístico y su sabiduría, que tenía conmigo de manera personal como asesor. Era un hombre de una nobleza extrema de alta dimensiones y siempre estuvo ligado a la historia y trayectoria del Congreso Hispanoamericano de Prensa y en la formación del International Congress Universities and Media, ICUM.

El doctor Javier Darío Restrepo, (1932-2019), era considerado un maestro de maestro por generaciones de periodistas de América y el mundo, que aprendieron de él su pasión por el oficio y lo admiraban como referente ético, pero además, era un ser que traspaso el tiempo con su ejemplo, sencillez, honradez, transparencia, sociabilidad, solidaridad, humildad, caballerosidad, objetividad, prudencia y elegancia en la pedagogía de su trabajo y enseñanza.

“La ignorancia nos ciega y nos aparta de la verdad”. Por más de una década estuvo presente el doctor Javier Darío Restrepo en el Congreso de Prensa, y centenas de colegas no le prestaron atención al maestro, hoy se lamentan, (citamos a Federico Henríquez y Carvajal). Restrepo era el padre de la ética en América, la voz más autorizada, encumbrada y especializada que teníamos de la ética de una manera incomparable, en el mundo era posiblemente el mayor experto, y además lo hacía con una inteligencia natural, tenía claridad y vocación. Era el Sócrates, Platón Aristóteles, Agustín de Hipona, (San Agustín), Santo Tomás de Aquino, de los hispanos de América en el siglo XX y XXI.

En más de una ocasión hicimos énfasis en que había que escuchar y aprender del maestro Restrepo y hasta se nos cuestiono nuestra insistencia, la respuesta era, en periodismo y comunicación es uno de los mejores del mundo. Todas sus conferencias fueron magistrales en el Congreso Hispanoamericano de Prensa, y recuerdo que el 24 de agosto “insistía en que la ética era eminentemente personal”, quizás era la voz del profeta en los salones de Lehman College, clamándole a sus discípulos.

Allí subrayó “que los códigos de ética no podían reemplazar el criterio y la toma de decisiones personales, pero al mismo tiempo que era necesario debatir y compartir”, “llego hasta el extremo en una pregunta, hasta personalizar y eso fue lo que hicimos en el Congreso Hispanoamericano de Prensa y International Congress Universities and Media, ICUM, Congreso Mundial de Universidades, CMU,  con él por muchos años, no para que fuera una versión de una ética punitiva o castigadora sino una ética pedagógica”.

En mi condición de presidente del Congreso Hispanoamericano de Prensa y International Congress Universities and Media, ICUM, Congreso Mundial de Universidades, CMU, certifico que Javier Darío Restrepo era una persona intachable, era un hombre honrado, recto, justo, leal, laborioso, generoso con buenas acciones y valores humanistas, con visión clara sobre la educación y la tecnología, un gran apóstol viajero, misionero de la paz y el bien por América. “El periodismo No es un poder, es un servicio”, JDR.

En varias conferencias nos explicó cual debía de ser la misión y función de los periodistas y dijo “Los periodistas están haciendo periodismo para vender y no para concientizar, y eso es grave” y siempre estuvo atento a resolver dudas de los colegas, era un faro luz del periodismo, muy servicial y entregado en ese sentido.

No podemos concluir sin puntualizar algunas citas del maestro Javier Darío Restrepo, que en reiteradas conferencias analizaba y enfatizaba como todo un gran bonhomía y educador; “Parece fundamental preguntarnos de vez en cuando para qué somos periodistas”; “La falta de identidad profesional es la mayor falta ética del periodista”; “A la prensa le corresponde desmontar la violencia que hay en las mentes”; “La mejor virtud de un periodista es saber escuchar”. 

Estas entre otras fueron algunas de las tantas citas que nos dejo de herencia a todos los participantes de estos conclaves en New York, Bolivia y República Dominicana: “La academia enseña muchas cosas ¿Enseña a los periodistas cómo ser buenos seres humanos?”; “Quien está en el poder tiene muchos motivos para mentir y pocos alicientes para decir la verdad”; “El periodismo que está metido en la vida y en las pequeñas rencillas de los políticos es muy mal periodismo” y “Si no intervenimos y no opinamos, seremos solo manipulados por quienes tienen el poder”, estas entre otras son cita del maestro Javier Darío Restrepo, EPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *