Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Cómo usar el periodismo móvil para producir tus propias historias

POR ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ /

“Produce y transmite tus historias sobre la pandemia” fue el título de un taller organizado por el Foro de la Crisis Mundial de la Salud de ICFJ-IJNet, que fue dictado en cuatro sesiones por el periodista y docente colombiano John Ospina.

Los tips o consejos compartidos para producir historias, con recursos de periodismo móvil, han resultado muy útiles para los numerosos participantes del taller. En una serie de dos artículos, compartiremos las principales lecciones.

Estas son las indicaciones sobre el proceso de contar historias que compartió el comunicador:

1. Aprende a planificar una historia producida específicamente en dispositivos móviles.
Esto también se aplica a la transmisión en vivo.

•Así como se necesita planificación para transmisiones de TV e informes de noticias, debe prepararse y saber cómo abordar la historia antes, visitando la locación.

•Crea un guión gráfico aproximado.

•Las imágenes contundentes y los guiones cortos y claros son imprescindibles cuando se produce para audiencias digitales.

2. Aprende a grabar y editar video en el campo con un smartphone.
Esto implica, entre otras habilidades:

•Crear noticias a un ritmo más rápido que los informes de noticias tradicionales. Un verdadero periodista móvil dispara y edita sobre la marcha.

•Dominar la cámara del dispositivo móvil.

•Usar el software adecuado para agregar gráficos, incorporar sonido y transiciones, etc.

•Aprender las mejores prácticas para producir piezas para la cámara y entrevistas.

•Encontrar soluciones adecuadas para almacenar y compartir contenido mientras está en el campo.

[Lee más: Seis aspectos a tener en cuenta al abordar la divulgación científica]
3. Adaptarse a medios multiplataforma y pantallas diferentes, y poder producir contenido a medida para cada uno de ellos.
•Debes comprender que el público ya no consume medios de una sola manera o a través de una sola plataforma: cambian de radio a Twitter, de periódicos a YouTube, de YouTube a TV, y al mismo tiempo pueden abrir Facebook, Instagram y TikTok.

•Diferencia el contenido y aprende estilos narrativos y visuales adecuados para cada pantalla y plataforma.

•Comprende que cada plataforma social es una comunidad online separada y única y aprenda por qué y cuándo usarlas.

4. Ten la mentalidad de adaptarte y adoptar el entorno de tecnología móvil, que cambia rápidamente.
En cuanto al flujo de trabajo, Ospina planteó el siguiente esquema:

Planeación: Ángulo de la historia, recursos potenciales o entrevistadas/os, encuadres posibles, ideas de guion.

Recopilar noticias: Investigar, hallar recursos, recopilar y verificar datos/ información.

Grabar, escribir, editar: Tomar fotos / videos; extraer capturas de video; grabar audio; escribir para fotos / video; editar imágenes, audio y video; dar formato a los archivos.

Compartir, publicar o emitir en plataformas digitales, televisión.

Recomendaciones para el uso de los planos:
Ospina recomendó tener muy en cuenta el uso de los planos, porque: a) promueven la continuidad, b) comprimen el tiempo,

c) dan profesionalismo a los videos, e) identifican acciones específicas.

“La clave es anticiparse a lo que va a pasar y estar preparados para registrarlo en el momento preciso. Anticiparse a la acción. ¿Hacia dónde se dirige la acción? ¿Dónde necesito posicionarme para estar en el lugar correcto? ¿Qué disparos necesito para llevarme del punto A al punto B?”, dijo.

Estas son algunas indicaciones sobre el uso de los planos:

La secuencia de dos planos:

Son simplemente planos consecutivos de la misma cosa, desde diferentes ángulos o distancias:

•Imagina una toma amplia, una tomada a cierta distancia, de una persona sentada en un banco del parque, seguida de una toma mucho más cercana que revela detalles de la cara de la persona y muestra que está leyendo una revista.

•O bien, puedes comenzar con un primer plano de la cara de un sujeto y proceder a un primer plano de sus manos.

La secuencia de tres planos:

Generalmente emplean una combinación de planos anchos (largos), medios y de primer plano para representar el mismo sujeto desde tres distancias.

A menudo, se utilizan diferentes ángulos para cada plano.

Una buena secuencia de tres planos para practicar es comenzar de manera amplia (a la mayor distancia) y acercarse progresivamente al sujeto.

La secuencia de cinco planos:

Se basa en tomas amplias, medianas y de primer plano, al tiempo que presenta la idea de la perspectiva.

Planea. Tómate un tiempo para observar el tema y el espacio. Mientras observas, piensa en las posibilidades de planos: ángulos, distancias, composiciones. Considera desde dónde podría disparar y cómo cambiaría el fondo en consecuencia. Observa cómo y dónde se mueve el sujeto y planifica algunas formas en las que podría seguir ese movimiento.

“Disparar para la edición». Toma decisiones de edición mientras grabas, especialmente al capturar material de archivo en el que creas que hay una buena posibilidad de que utilice aproximadamente en el orden en que planea usarlo. En términos de secuencias, esto significa considerar el orden de sus tomas desde el principio y tomar decisiones finales de secuencia más adelante en el proceso de edición, cuando siempre puede optar por dejar caer algunas de nuestras tomas originales.

Prioriza los primeros planos. Las tomas más cercanas brindan más detalles, y el detalle es lo que hace que una historia de video sea interesante. Los primeros planos tienden a ser más fáciles de secuenciar, especialmente cuando se alterna entre primeros planos de diferentes sujetos. Aproximadamente la mitad de tus grabaciones deben ser primeros planos.

Usa diferentes planos iniciales para crear diferentes efectos. Comienza con una toma amplia para establecer la ubicación y el sentido del lugar.

Empieza con un primer plano para proporcionar un detalle específico, mientras dejas algunas preguntas en la mente de los espectadores sobre exactamente lo que está sucediendo.

Estas preguntas pueden crear anticipación y generar impulso para tu historia. Para anticipar mejor la acción, hazte dos preguntas: ¿qué está sucediendo ahora y qué sucederá después?