Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

La Estrategia y los Dominicanos de la diáspora


Por: Becker Márquez Bautista

Los dominicanos que residimos en el exterior tenemos la responsabilidad de promover el turismo y la inversión extranjera, fomentar a través de las asociaciones el desarrollo de un turismo más sostenible en la República Dominicana, tenemos que entender que somos embajadores de nuestro país en donde quiera que estemos, estimular la inversión turística será de gran significado para la economía nuestra y la promoción de nuestra artesanía, pero eso sí, el gobierno dominicano tiene que darle más participación a los dominicanos de la diáspora, no darles participación en el tren gubernamental sería un tremendo error.

Sin duda que la estrategia es comúnmente asociada a los ejércitos y por supuesto a los generales. La raíz strata es el término griego para definir «ejército» o «campo de batalla». Para poder entender mejor la relación entre todos los factores bajo su comando, los generales que eran estrategas en la antigua Grecia, sopesan o ponen en la balanza las debilidades tanto como los puntos fuertes de sus enemigos, las capacidades y limitaciones de sus tropas, además de considerar el terreno en el cual están peleando.

A veces, los generales deciden «perder la batalla para ganar la guerra». Este es un ejemplo puro de la aplicación de la estrategia a la toma de decisiones, juntando todos los factores, campañas, tácticas, recursos, oportunidades, organización, objetivos a largo plazo y, observándolos todos en conjunto al mismo tiempo.

La estrategia nos da una visión amplia y general de todas las cosas que afectan nuestra habilidad de alcanzar nuestros objetivos, los dominicanos que residimos en exterior vamos a tener que cambiar la estrategia, si hacemos un análisis electoral los dominicanos que residimos en el exterior no somos muy dados a participar en los procesos electorales, específicamente ir a votar, me preocupa que algunos líderes políticos dominicanos.

Los dominicanos de la diáspora tenemos que implementar estrategias y programas de desarrollo con objetivos que estén basadas en una visión, en valores y un verdadero cambio que podamos tener una sociedad más justa, Los análisis de la actual condición política y social no son muy halagüeños para los hermanos de la diáspora. Si bien es cierto que hay una abstención muy alta de votantes, también hay que resaltar que somos actualmente la columna principal de la economía dominicana a través de nuestras remesas que enviamos al país, para el proceso electoral del 2024 vamos a influir bastante en el electorado que se encuentra en el país. La diáspora es el sustento económico de sus familiares en República Dominicana. No se llamen engaño quienes piensan en un supuesto 13% de votantes del exterior.

Se le olvida a algunos compañeros que llegamos al poder con un respaldo electoral de apenas un 28.6%, un hecho que no ocurría en el país desde los 12 y los 10 años de Balaguer. En las pasadas elecciones hubo un 45% de abstención, que es lo mismo que decir que solo votó el 55% del electorado, y de ese 55%, quiero resaltar que por nuestro candidato votó un 52%, es decir un 28.6% del total de los convocados a votar, hubo un 71.4 por ciento del electorado que no votó por nuestro candidato. Así que cuidadito compai gallo.

La teoría sobre cómo ocurren los cambios sociales debe de ir de las manos con nuestro compromiso político, los roles que nuestros líderes políticos deben jugar es diferente al que vengo observando en los últimos días, siento tristeza y mucho malestar, pero sobretodo vergüenza. Creo que tenemos que apostar por un verdadero cambio.

Hoy más que nunca formarse en materia política y social es necesario, en estos momentos de turbulencias la capacitación de la dirigencia partidaria debe ser un pilar esencial para que mañana no se diga que no están preparados, debemos reflexionar un poco y hacer un alto en el camino. Dejar de lado los frentes que nos abrimos a diarios, visualizar como líderes políticos, líderes sociales y comunales y unificar criterios que vayan en beneficio de los dominicanos de la diáspora creo que debe ser nuestro compromiso con nuestra sociedad.