Enfermera ciega, diabética e hipertensa clama por ayuda del presidente de la República y Primera Dama Raquel Arbaje

POR NICOLÁS ARROYO RAMOS /

MOCA, provincia Espaillat.- La enfermera Jacoba Petronila Crisóstomo Morillo -Mami-, con 62 años de edad, 30 de los cuales los ha dedicado a laborar en el Hospital público doctor Toribio Bencosme de esta localidad, quien está ciega, diabética e hipertensa, clamó anoche por una ayuda económica al presidente de la República Luis Abinader y su esposa la primera dama Raquel Arbaje, tras indicar que atraviesa por una situación calamitosa que nunca desearía a ninguna otra persona.

Al exponer su dramática situación en una entrevista grabada desde su residencia al programa de televisión Coctel Político, que a través de Moca visión canal 48, produce y conduce cada lunes, miércoles y viernes, el periodista y abogado Nicolás Arroyo Ramos, en el horario de 8 a 9 de la noche, la reconocida auxiliar médica manifestó que su situación se agrava cada día más, porque además de carecer de recursos económicos para tratarse es una mujer sola y sin hijos.

[Quiero que el presidente de la República Luis Abinader y su esposa la Primera Dama Raquel Arbaje se interesen por mi caso, estoy ciega, diabética, hipertensa y con graves complicaciones de salud, luego de haberme consagrado al servicio como enfermera por más de 30 años en el Hospital Dr. Toribio Bencosme de Moca, necesito su ayuda económica urgente para realizarnos un procedimiento que nos permitirá recobrar totalmente la visión y seguir aportando a una mejor sociedad, siento que todavía puedo dar mucho, aunque me encuentre en esta situación que con la ayuda de Dios vamos a superar-, expuso la reconocida servidora pública.

Manifestó que en ocasiones ha solicitado ayuda a las autoridades del Hospital donde laboró la mitad de su vida, pero que las autoridades del centro solo les ofrecen una pensión del 70 por ciento del salario que cobra, con lo que no podría resolver nada. -Quiero que el presidente me ayude a conseguir la pensión completa y nos hagas los aportes que necesitamos para someternos a una cirugía con la cual podremos recobrar nuestra visión-, expuso la enfermera Crisóstomo Morillo.

Expuso que la operación que requiere para volver a ver, los médicos de un centro especializado de la ciudad de La vega les han dicho que cuesta 250 mil pesos para darse una terapia de célula madre, con la cual el doctor les ha garantizado un 100X100 de visión «No tengo ese dinero, soy una mujer sin recursos, sola, sin hijos, pero con la confianza en usted y su esposa Señor Presidente, de que me van a ayudar y voy a recobrar nuevamente la visión, yo quiero ver otra vez y necesito su ayuda, ayúdeme que me han dicho que usted y su esposa son buenos y ayudan a la gente», proclamó la reconocida enfermera.